Retrato de mi amigo Orlando, realizado con lápices de colores.
La playa de Málaga, desde la desembocadura del Gualdalhorce, con la vista panorámica de toda la ciudad al fondo, difuminada por la lejanía, y las montañas que rodean la ciudad.